préstamos

Crédito para comprar un coche: ventajas e inconvenientes

Muchas de las personas que quieren comprarse un coche consideran pedir un crédito. Es una forma de financiación muy cómoda, por eso cada vez es más popular. Mucha gente sueña con tener su propio automóvil, pero no todo el mundo se puede permitir comprar uno a tocateja. Los créditos para comprar un coche tienen sus ventajas y sus inconvenientes, como todo. ¿Cuáles son? 

Empecemos por lo que puede animarte a pedir uno de estos préstamos, es decir, por las ventajas:

– Una gran ventaja del crédito para comprar un coche es su bajo coste en comparación con el préstamo de efectivo. La razón es que los bancos aplican un seguro al objeto de la financiación.

– Otra ventaja es la posibilidad de elegir un periodo de devolución más largo. Puede durar hasta 10 años. De este modo, las letras serán más pequeñas y será más cómodo devolver el crédito.

– Otra ventaja de esta forma de crédito es que se puede realizar un pago anticipado en cualquier momento. Como las mensualidades no son muy altas, de esta forma puedes incluso reducirlas aún más.

– Puedes elegir la cuantía de las letras según tus necesidades. Gracias a esta flexibilidad, a la hora de pedir el crédito, puedes elegir si quieres devolverlo en cuotas fijas o decrecientes. También puedes optar por un pago global al final del periodo de crédito.

– Los créditos para comprar un coche también permiten comprar de segunda mano, lo cual es una ventaja considerable. Lógicamente, los bancos prefieren conceder un crédito para comprar un coche nuevo, pero no es una condición necesaria.

Ya has conocido todas las ventajas del crédito para comprar un coche. ¿Cuáles son sus inconvenientes?

– Uno de ellos pueden ser los seguros obligatorios que hay que contratar. Pueden suponer un obstáculo para algunas personas. Normalmente es una garantía del bien financiado, es decir, del coche. ¿Qué implica? Por lo general, que el prestamista se convierte en el propietario del 49 % del vehículo. Esto significa que en caso de que no devuelvas el crédito, el prestamista puede vender el coche, pero el prestatario no puede hacerlo sin el conocimiento y el consentimiento del banco.

– Otro inconveniente de esta forma de crédito es que la cobertura integral es obligatoria. En caso de robo o destrucción, la aseguradora le paga al banco el dinero de la cobertura integral, cuyas cuotas paga el prestatario durante todo el periodo del crédito.

– Los créditos para comprar un coche no son préstamos al instante. Por lo tanto, te enfrentarás a una cantidad de trámites considerable. Esa es otra de las desventajas. El banco te pedirá muchos más documentos que si pidieras un préstamo personal. Antes de acudir al centro, asegúrate de llevar contigo el carné de identidad, un certificado de ingresos, el carné de conducir, la copia de los papeles del coche y un certificado legal que confirme que el vehículo no se encuentre embargado. También necesitarás el contrato de compraventa o la factura.

Recuerda que esta forma de crédito no solo sirve para comprar un coche. También puedes solicitar este crédito si planeas comprar una moto, un autobús e incluso una lancha. Antes de solicitarlo, es imprescindible analizar todas las ventajas y desventajas. Es un compromiso financiero que dura varios años, así que medítalo bien.

Ver más: creditos personales rapidos

Dodaj komentarz

Twój adres e-mail nie zostanie opublikowany. Wymagane pola są oznaczone *