préstamos

Compras seguras. ¿Cómo evitar que te timen con las promociones?

No se puede negar que los carteles „promoción” o „rebajas” evocan sentimientos positivos, invitan a entrar en la tienda que los cuelga y, normalmente, a comprar sus productos. El único método eficaz para evitar estas compras y no pedir un préstamo rápido online para comprar una tele nueva es quedarse en casa, pero no siempre funciona. Entonces, ¿cómo resistirse a las promociones? 

Sentido común: ¡sale rentable!

Todos los manuales sugieren lo mismo: guíate por el sentido común en tiempos de promociones y rebajas. En primer lugar, piensa bien si de verdad necesitas el producto que quieres. Si por ejemplo las rebajas son de ropa y ves un vestido veraniego precioso, piensa si tienes en tu armario complementos que encajen con él. A veces se nos llenan los armarios de ropa que compramos de rebajas, pero luego no la ponemos porque no combina con nada. 

¡No te dejes engañar por las promociones conjuntas! Es un gancho muy común que consiste en ofrecer un producto más barato, con la condición de comprar dos o tres unidades. ¡Piensa bien si de verdad te hacen falta tres camisetas o dos alfombrillas de baño! 

Compra solo los artículos que lleves tiempo buscando. Quizás sea una tele nueva, una cocina de inducción o un sofá esquinero que no te podías permitir sin la ayuda del banco, pero ahora están a un precio tan favorable que puedes adquirirlos evitando los préstamos online

¡Compara precios!

Los carteles promocionales en rojo funcionan atraen a compradores como moscas, pero no compres directamente un artículo que te guste en la primera tienda. Déjalo para después, y comprueba si está más barato en otras tiendas. Al final, muchas veces no vuelves a la primera tienda, o incluso pasas de comprar el artículo, ya que la fiebre de las compras baja con el tiempo y acabas tirando de sensatez. Antes de comprar, también recomendamos usar comparadores de precios, ya que los clientes más fáciles de estafar son los que no comparan entre tiendas.  

Ten mal humor

Las investigaciones científicas han demostrado que cuando estamos de buen humor, las probabilidades de comprar más artículos aumentan, e incluso pedimos préstamos online. Por eso las tiendas ponen música agradable, para relajarnos y hacer que nos sintamos bien y compremos más. Esto queda claro cuando compramos ropa, ya que nos parece que nos queda bien todo. Sin embargo, cuando salimos de compras de mal humor es todo lo contrario, por lo general nos limitamos a comprar artículos básicos y seguro que no caemos en ninguna promoción. 

¡Lee bien las promociones y pregunta en la caja!

Seguro que alguna vez has visto un cartel de „rebajas del 50 %”, has entrado en la tienda, pero luego en la caja resultaba que el vestido que te gustaba no estaba en promoción. Normalmente los establecimientos ponen esta información para el público, pero no siempre se ve bien. Si compras bastantes prendas juntas, puede que al ver el precio total no te des cuenta de lo que te han estafado. Por lo tanto, siempre merece la pena preguntar por el precio de cada producto en caja, aunque detrás tengas a otros clientes resoplando de impaciencia.

Dodaj komentarz

Twój adres e-mail nie zostanie opublikowany. Wymagane pola są oznaczone *